Ir al contenido principal

La estatua, el reflejo y su sombra.




¿Acaso no distinguís entre la devoción y la hipocresía? ¿Queréis tratarlas a ambas con igual idioma y rendir el mismo honor a la máscara que al rostro, igualar el artificio a la sinceridad, confundir las apariencias con las verdades, estimar al fantasma como, a la persona y a la moneda falsa como a la buena?
Molière

La hipocresía puede ser considerada como una especie de cadena de fases, en donde se empieza a exagerar el hecho de que sirva como mecanismo de defensa o escudo y se le abre paso a las banalidades, las cosas absurdas, egoístas e infames. Un vicio, A veces, una adicción. Es una especie de instinto con el que nacemos, medio oculto, medio palpable, que en determinado punto de nuestra vida toma partido en la historia y se alimenta del contacto continuo con la sociedad, buena o mala. En algunos sitios de la web se haya como: un acto de fingir en donde se tienen cualidades, ideas y sentimientos que en realidad no se tienen: la política está llena de hipocresía.

También cabe la posibilidad de definir la hipocresía como un acto de apego o de sobrevivencia a una sociedad, a un monstruo gigantesco que cobra almas y vidas y se apodera de futuros y sueños, gracias a la vulnerabilidad de la mente.

La hipocresía encaja con la palabra engaño, tanto a la persona y su vida como de lo que forma parte, una especie de reloj antiguo en donde cada pieza cumple una función importante y con lleva a que ciertos elementos y acciones sucedan. Esta es una forma tanto de negar la realidad como de sobrevivir a lo que alguna vez se creó y se memorizó a lo largo de la historia, de los años, aquello que se inmortalizo y formó parte de la vida de muchos y la enseñanza de otros tantos, una forma en la que las situaciones y las personas daban la posibilidad de mostrar espejos con distintos colores, aromas, y diseños, cada uno dentro de una misma alma que finalmente queda confinada a la realidad absurda e intangible.

Se le pueden otorgar infinidad de significados más a esta palabra tan compleja como otras tantas pero como todo es subjetivo, cada idea queda al criterio y la observación de la razón y el alma de los ojos que lo admiren y lo comprendan, partiendo de un miserable y corto ¿Qué es?


Tipos de hipocresía

La hipocresía consta de dos operaciones, a través de las cuales se manifiesta en los modos simple y combinado: la simulación y el disimulo. La simulación consiste en mostrar lo que se desea, en tanto que el disimulo oculta lo que no se quiere mostrar.

¿La hipocresía que más usamos es la del disimulo o la de simulación?

Para responder a esta pregunta se deben analizar varias cosas sin generalizar las situaciones ni a la sociedad. Como el hecho de vivir y la forma en que se hace, las realidades que se manejan y lo consciente que se es de está, además de las conexiones que hay entre estos términos. Así, descubriendo poco a poco elementos distintos propios y ajenos se logra dar significado a la palabra, para que aquella forma sea coherente. Respondiendo finalmente a esto, se puede decir que el simular es una forma de acomodar las cosas a favor haciendo que la gente se convenza de cosas inexistentes dando una especie de manipulación, algo común en una sociedad de apariencias y reflejos, lo cual une el concepto tanto de disimulo como el de simulación, aunque ya eso puede ser juzgado a partir del criterio de cada uno.


Frases de hipocresía






Exageráis la hipocresía de los hombres. La mayoría piensa demasiado poco para permitirse el lujo de poder pensar doble.
Marguerite Yourcenar

Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía.
Ralph Waldo Emerson


Nada más hipócrita que la eliminación de la hipocresía.
Friedrich Nietzsche


El hombre emplea la hipocresía para engañarse a sí mismo, acaso más que para engañar a los otros.
Jaime Balmes


La hipocresía exterior, siendo pecado en lo moral, es grande virtud política.
Francisco de Quevedo

El hombre sólo es rico en hipocresía. En sus diez mil disfraces para engañar confía; y con la doble llave que guarda su mansión para la ajena hace ganzúa de ladrón.
Antonio Machado


Algo más, algo menos, mi querido muchacho, las voces de los hombres son todas un engaño; sólo somos honestos cuando niños, y ya después en el sepulcro.
Hermann Hesse


Si dudo, si me alucino, vivo. Si me engaño, existo. ¿Cómo engañarme al afirmar que existo, si tengo que existir para engañarme?
San Agustín






¿Se es hipócrita por costumbre o por gusto, más que por envidia o ambición?
El ser hipócrita por convicción y arrastrarlo a una costumbre en donde el sadismo toma poder y el hacer daño logra dar gusto. Y por otra parte el ser ambicioso en una carrera contratiempo en donde la frustración de planes y la sociedad intervienen para moldear aquella idea de superación, a una de envidia que luego será mera hipocresía.
La hipocresía en la mas prefecta de sus formas hace parte inevitable de la sociedad en donde para alcanzar un escalón se debe llevar la hipocresía hasta su máxima expresión, hasta tal punto que esta sega al individuo, hasta haberse alimento de toda su alma, dejándolo nada mas como un ente que al final se da cuenta de que perdió todo, demasiado tarde como para poder solucionarlo y decide simplemente que la hipocresía siga con esa infame alimentación hasta asesinar a su vacio huésped.
En las personas podemos hallar tanta gente y al final no saber con quién conversamos, a quien conocemos, que realidad nos muestran y cuál es la que aceptamos. Podemos ser en tantos momentos y desaparecer en instantes, somos hipócritas por convicción, por naturaleza. Somos el reflejo en el lago, borroso y mudo, transparente u oscuro dependiendo del agua en que se refleje, del espejo en que se mire. Somos almas con dos figuras que esperan ser despertadas y amenazadas para el ataque, una máscara, una farsa, el antifaz de la realeza que se modifica baile tras baile, hasta volver a la soledad, y aun allí decidimos negarnos ideas y pensamientos, imponiéndonos elementos inexistentes, dejándonos vacios y engaños.



En la historia…
El mundo está lleno de actos hipócritas y la historia ha demarcado parte de estos, el más notable de todos es la religión, quien ha asesinado en nombre de Dios como en las cruzadas, o ha acusado a muchos de herejes o autores de magia negra siendo simples confesores de sus injusticias y actos secretos o de la locura, quien sabe hasta de mentiras, mientras que algunos de sus principios son no matar, no mentir y seguir los mandamientos de Dios.
La idea de este bloque no es generalizar ni ofender a ninguna cultura o principio, cada cual es libre de dar su opinión y de tomar sus elecciones, mi objetivo no es ofender sino comentar algo que me intriga. En este caso ciertas partes de una iglesia que ha usado a la religión para tomar beneficios y sacar su parte de todo eso, claro sin generalizar. Sacerdotes que trafican imágenes y elementos religiosos, otros clérigos que cometen crímenes y violan sus normas mientras admiten que lo hacían por su religión, por su Dios, siendo hipócritas con la sociedad y con su entidad divina.
Otro caso de hipocresía que podemos situar en el gran libro del mundo es la pelea creada por los grupos nazcistas y hasta cierto punto creados por los participes de las guerras civiles, entes que peleaban por un fin sin una causa en sí y que eran traicionados por sus jefes, siendo hipocritas al crear principios, creer en ellos y destruirlos con cada acción que realizan, esos y muchos casos más pueden entrar en la historia pero no soy quien puede juzgarlos sino simplemente dar una perspectiva de aquella situación.



La muerte…



Un fiel aliado para unos, un enemigo inminente para otros, el caminante que se acerca a su víctima con el ansia de atacarla pero se desvanece, y de repente, un día cualquiera ataca y sin piedad toma el alma de aquel ser desprevenido. Aquel que niega rotundamente su miedo a la muerte se vuelve un hipócrita ya que este mago de lo impredecible repentinamente hace su aparición en el escenario y el miserable observador desfallece ante aquella mirada, la angustia se apodera de su ser y decae en el miedo, en la frustración demostrando su engaño, aunque cabe resaltar en este asunto que no todos se derrumban por aquel abismo, hay quienes aceptan su derrota y sonríen al mundo con el miedo a su lado, con la muerte en sus costillas como si fuera parte de su vida, y en cierta manera lo es, también hay quienes que no se desvían por el camino del hipócrita y deciden temerle o no temerle sin retractarse en ningún momento, siendo humanos corrientes e imperfectos. Finalmente, la muerte observa a sus candidatos y con la vista puesta en el horizonte reclama una a una sus víctimas con su sello y la firma en la postal dedicada al círculo que ocupará en el espacio fijado para él, visible, imaginario o real.

Humanos sencillos e imperfectos distribuidos en la tierra con su “libertad” desbordando, indiferentes a sus actos y entregados a sus propósitos y principios debaten a la sociedad y a sus actos criminales, o a lo que alguien alguna vez llamo así, en donde luchan con su naturaleza y enfrentan a la sociedad de patrones que crea diferentes ideales y proyectos que nunca pensaron conocer.

Creado por la maniaca escritora del blog y el filosofo clandestino kammil el zuricato :D :3

Comentarios

Entradas populares de este blog

100 COSAS PARA HACER ANTES DE QUE SE ACABE EL AÑO

Lo más probable es que haya sido por envidia o quizás solo fuese el simple placer de pensar en imposibilidades factibles, en cualquiera de los casos está es mi lista de 100 cosas que quiero hacer por lo pronto, espero se animen a hacer la suya:
1.Escribir un poema que me haga recordar algo que aún no sucede
2.Regalarle un abrazo a un desconocido en una noche fría. 3.Viajar a un lugar con cielo despejado 4.Caminar sin rumbo unas cuantas horas 5.Encontrar algo y empezar una colección de cosas perdidas 6.Rodar colina abajo esquivando los árboles 7.Hacer un picnic con mi hermana 8.Preparar un pudín 9.Darle ese pudín al hombre iguana proveniente de la lejana estrella 10.Hacer Pan con nueces 11.Retomar aquella novela que había comenzado hace un año 12.Darle una sorpresa al hombre de la luna 13.Preparar un postre con papá que aún no se haya inventado 14.Salir a caminar con mamá en una noche estrellada 15.Hacer una ilustración que me encante y regalársela a mi futuro sobrino 16.Leerme los libros que he co…

Al interior de un pequeño tejado

Hace tiempo que le busco, ¿O me busca? El hombre de la espalda curva y los pies de algodón flota sobre las estrellas y mece sus calcetas para acunar el paso de los días. Hace tanto que he dejado de hablarle, ya su rostro se disuelve en la tinta invisible de los años. Me gustaría volverle a robar un beso de colibrí, rápido, filoso, inquietante pero sobretodo dulce, como el néctar de las azucenas.

Espero algún día me encuentre ¿O lo encuentre? Quién sabe si soy yo o él quién sueña el paso de las horas sobre este teclado de hielo. Faltarán dos pasos y medio para las doce y aún el té no se posa sobre mis hombros de nube.

Deseos de domingo #21

A veces deseo ser una pequeña libélula danzando con el viento una coreografía invisible, y en noches de luna imagino como beso las nubes poco a poco hasta llenarme de algodón de estrellas. En las mañanas uso mi traje de seda bordeado con plumas de flamenco y llego volando hasta el trabajo y me poso en la pantalla de la computadora a dibujar un nuevo paisaje de azucenas.