Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011

Amapola

Dentro del aroma de aguas que desdibujando tu figura en la arena delimitan mi mente,
Palpo soles que enaltecen tu figura en el sabor de un baile que no culmina,
Cierro los ojos y entro en el delirio de noches sin marea,
Enloquezco al descubrirte entre los corales jugando a ser sirena.

Te imagino dentro del azul del cielo rozando las nubes con tu voz,
Recuerdo la lluvia en los campos de lavanda que surcaba tu rostro mientras corrías,
Despierto con el murmullo del perfume,
Y luego, amo con el color de las orquídeas en primavera,
Sueño con la dulzura de la sonrisa que nace,
y vivo con el vaivén de tus caderas al caminar.

Titanic

Es ese dolor que se te incrusta en el pecho
y se aloja en tu alma como si alguna vez fuera tuyo,
aquel que te apuñala el corazon y te suplica un secreto que no existe,
adentrandose más.
Es una pena que te cierra los pulmones y bloquea el aire,
un lugar que vive de escenas fantasmagoricas,
de vidas que nunca sobrevivieron,
es lo que se sinte cuando un suspiro deja de ser un aire que proviene de un anhelo
y se convierte en una ausencia.
Es como todo, es como no tener nada.

Imaginarios

Soñe con contar tus pasos al caer la tarde,
imagine tu cuerpo hecho silueta,
tus manos rodeando mi cara,
y tus ilusiones fabricandose en mi armario.
Así como cuando las calles se llenan de angustia
llene mis suspiros con tus miradas.

Días lejanos

Sus pupilas eran de brillos distantes,
eran de un mundo que ya habiamos olvidado.
Era la pelicula de un cinema que proyectaba escenas borrosas con visos ajenos a nuestra existencia.
Existian carruajes estaticos,
damas adornadas para la cena en que desaparecerian,
dialogos que fluian de radios averiadas.
Tiempos en relojes que se frenaban en el oxido,
manuscritos de una tierra que se deshizo en los huesos.
Paredes que acabaron por encerrar tuneles del tiempo.

Ideas #1

¿Para que les dejamos frases a los que
ya partieron? Será que despues de todo guardamos una esperanza... Tome el café y mientras seguia pasando fotos de cementerios, pensé... ¿la lluvia entristezera a los muertos?

Coctelera de Criticas

Ellos apuestan la ilusión tras el telon que esconden,
animan lo que para algunos suele ser una eterna agonía.
Nadie los aprecia.
Son una plaga, según mencionan, la escoria del asfalto.
Aquellos buitres que acechan una buena presa desde su escondite.
Simplemente son arte,
arte que se vende, que se produce y que muere en las mentes cada día.
Es un arte olvidado que se convirtio en comercio desenfrenado,
como todo, en la mayoria de los casos.
Se entrega a la industria de mentes inherentes al cambio.

¿Que será del mundo mañana?
¿Y con más precisión, que será del mundo esta noche?



Foto original de: http://poramericalatinavoy.files.wordpress.com/2010/05/imagen-007.jpg

Mundos imaginarios

Ella soño que hablaban, de rumores ilogicos, de situaciones hipoteticas y de mundos invisibles. Todos miraban las hojas de un papel que nunca se llenaba de tinta, de una historia que nunca acaba, quizás pensaban en sueños imposibles y en las musas de vigias perdidos en la niebla. La lluvia era el mundo ilogico de los imposibles y de la tristeza absurda en la que vivia el mundo. El despertador sonó y lo pensó... todo era un sueño, aunque la realidad no estaba lejos.

Foto Danilita21

Un diario de lluvias

Hace tiempo que no veía la ciudad con sus mil paraguas. Creo que es la nostalgia que trae el verano, esa que solo deja tiempo para pensar en cómo se verían las leves gotas en las mañanas, en donde el austero frío cobijara nuestra cama para más tarde levantarnos con una taza caliente del más rico chocolate. Hoy tuve el enorme deseo de lanzarme a un charco, de esos inmensos en los que jugabas cuando pequeño, de los que te llenaban de agua sucia la ropa y el cabello, donde naufragaban los renacuajos y barcos de papel que más tarde se irían con la corriente de las alcantarillas. Se me ha hecho un día de recuerdos, de esos en donde sonríes sin saber porque, en donde los ladrillos te parecen bellísimos y las gotas de agua son poesía. Eso lo explica todo. Como llegar cansado de una jornada de estudio con el único objetivo de ponerte el pijama un martes a las 3 de la tarde y sentarte junto a la ventana a almorzar lo poco y nada que hay en la nevera, coger un cuaderno y una pluma y escribir, c…

Te lo debia

Estan increible como aparecen las personas en esas pantallas pequeñitas despues de un click... Y aún más asombroso como al pasar los años esas imagenes nos recuerdan que existen personas que nos quieren o quisieron. Es genial como te encontre por medio de ellas y como ahora filosofamos sobre el recordar el pasado. ¿Quizás sin él no nos hubieramos visto de nuevo mi genial amigo?
Como te decia, las mejores personas estan locas, y eso me hace disfrutar el tiempo a tu lado. Es mágico como el mundo funciona unos días y se desbarata otros, como apesar de los abismos y de los riscos solemos levantarnos con la sonrisa del gato risón.

Eso me acuerda a que una tarde intercambiamos objetos preciados para no olvidarnos... y es curioso funciona.

Te quiero hermanito de mi alma :D

Cansancio

Entonces cogiste los colores y empezaste a teñir de tinta mi mirada...
Aún me quedo pensando como no te volviste artista
y preferiste quedarte aqui mirandome escribir lo poco y nada que nos queda por decir.

Foto de Danilita21

Al parecer

Solos a la espera de que amaneciera
Vacios pero nunca faltos de esperanza Decepcionados porque nos fracturaron las alas... Al parecer, no solo las aves pueden surcar los cielos.


Foto de danilita21

Piel

Una mano se desliza suavemente sobre el terciopelo,
denota sus irregularidades,
sus vaivenes,
es una experta en conocer mientras los ojos,
influenciados por la mente, no la corrijan.

Tropieza con sedán,
calido, suave,
quizás dulce.
Surca lugares boscozos y se da cuenta
que la fibra ataca sus sensores,
sus pliegues.

Diría que el sedán le recuerda a casa
y la musica de fondo le avisa
que ha encontrado donde habitar,
esta vez.

Amigos

Si algun dia te olvidas
que fuiste napoleón,
Si una noche de amnesia
dejas de ser superheroe,
Si la verguenza te acoje
y te apartas de la locura
Si en medio de la lluvia
rechazas los charcos,
si los extraterrestres
no vuelven a invadir la Tierra,
entonces olvidare que
eres mi amigo.

Sombras

Eran las luces del alba las que replicaban mi atención, era el aire incandescente de la noche el que apagaba mis energías.
Foto de Danilita21 :D

Sucesos

Te mire a los ojos, sonreiste.
Era el final de la tarde y yo resguardaba impaciente tu despedida
del día que pasaba.

Aveces nos sentimos solos

Como en las tardes de tiempos adversos, hoy miro el cielo y pienso en los hombres del espacio.

Alma y locura

El musico entra en extasís, el vaíven de sus dedos en el piano desean tomar las notas y acariciarlas, tomar con ellas unas cuantas copas y dormitar en el plano de lo intangible. Cada movimiento es un golpe en la escena pasional en la que estan envueltos la música y el pianista, no hay espectadores, no hay orquesta, solo sus oidos, sus rostros y la pasión. Es el calor y la locura, son los cuerpos musicales en movimiento, es un sol y un re aclamando por trepar a la cima. Al llegar el final tanto espectadores como musicos enloquecen, el violinista siente el furor, el chelo grita con locura demoniaca y el solista aclama con sus manos más y más, todos quieren acabar la sed para volver a retomarla, y llegan uno , dos y el silencio rotundo irrumpe el sudor del auditorio, Mozart acaba de colisionar por ahora. En un rato regresara Bach y cerrara Handel, pero el aire seguira siendo el mismo, una unión entre alma y locura.

Filarmonica del alma

El vibratto retumbaba en la sala, un allegro, un soprano, un violinchelo insesante... Mi alma estaba ingravida, elevada entro mundo, en otra dimension distinta, donde el cuerpo estaba desnudo, donde el alma respiraba junto a Mozart, donde las paredes no existian y solo que daba el violin veloz en el escenario.

Caminata

Es un día de senderos, de cruzes bajo la luz del sol, respirando profundamente el aire, aquel olor a pasto que se filtra de los jardínes y se mezcla con el asfalto hirviente de la calle, aquel calor sofocante que encandila la piel con el leve roce del instante. Pasos van y vienen, y el bullicio de la gente sofocada por el tiempo llega a los oidos de un público espectador, de unos vigias que divisan desde sus balcones el ajetreo de la ciudad mientras saborean las últimas gotas de un café caliente, hipnotizados por el aroma hogareño de una cabaña, de los cafetales en la montaña y de la brisa del campo, de ese que se aleja en este momento del lugar.

Vuelve el ruido, y el silbido de los callejones se filtra en un eco fantasmagorico, interrumpido por los ladridos de una pelea entre un perro fortachón y un gato embustero. El parque se aglomerada rapidamente de niños embueltos en risas juguetonas, en conversaciones de un mundo ilusorio, un guitarrista ambulante toca una de esas sonatas que re…

Desazón mundial

Pensaba: ¿Si el aire que respiramos se desvanece con la presencia de la guerra, como subsiste la lucha? De niños, ¿A que bando perteneciamos, al de lo imposible o al de la realidad acelerada que se inventaron los adultos en su pelea de armas?

Besos

A veces los besos llegan del lugar menos esperado, en el momento más indicado.

La felicidad esta en la memoria

Él bordeaba la costa con un sueño roto, con el pasado a cuestas, dejandole un descanso al presente ¿Que es vivir sin recordar? Se preguntaba algunas veces; Esperando que el cielo le otorgara una respuesta. Quizás era caminar con una venda en los ojos, probando los manjares de la vida sin juzgarlos, obteniendo la diversidad de sabores, de momentos, para luego dejarlos ir sin pensar en alguna otra cosa. Pero por otro lado a un latente en si mismo, se sentaba a decirse que el recuerdo era necesario para descubrir el mundo desde varios angulos, por lo cúal tomaba momentos como el de ahora, para que entre susurros pudiera suspirarle sus penas al mar, manteniendo en equilibrio su espiritu.
Él es un ermitaño como nosotros, seres de ciudad, de penas, de tiempos veloces, de arduos trabajos, de felicidades cortas, de miradas usuales al pasado y de presentes que se aferran por milesimas de segundo en nosotros. Él es un ermitaño de la ciudad de acero que en verano sueña los sueños de vidas pasada…

Paisajes imposibles... Quizás

Ella se asomo a la ventana, no habia nadie, no habia nadie más que una sonrisa enlatada. Eran los ojos de la noche observando la luna, eran las pupilas de la oscuridad sintiendo la brisa. Era un mar estrellado que se perdia en los confines más profundos de la ventana. Y allí también estaba la arena, rociando sus cuencas, sus callejones llenos de sal marina y de botellas perdidas, de recuerdos que alguien un día olvido junto a su playera. Por supuesto en la corniza habia un lago, lleno de colores que poco a poco la gente dejó con sus vacaciones, de camastas de picnic, de risas hurañas, de ojos felices. Ella se asomo en la ventana y vio al mundo como alguna vez, en un sueño profugo lo habia visto, ella observo con la imaginación vivaz de un niño, esa que nunca se pierde ni en lo más profundo de la selva. Luego un pañuelo voló libre hacia el cielo y esperando la siguiente oleada de verano.

El mundo de vez en cuando necesita un cuento

Vislumbre una sonrisa cuando supe que el mundo amaba leer, Que después de todo el esfuerzo no había sido en vano. Todos los humanos no son malos, Todas las especies no son iguales.

Cuando algo se repite tantas veces, quizás, lo olvidas.

El mar en un cuadro arrebatado de la arena se despoja de su sal, de su fuente de vida, de su esencia,
necesita ver el rio unos dias, rozar con el borde de sus olas las orillas de su desembocadura,
de su dulzura intensa y envenenada por la osadía humana, alejarse del cielo azul en el fin del mundo,
donde el mar se une con la inmensa nube y desaparecer en ella mientras la costa se lleva los restos en la arena, quizás la luna no sea redonda, tal vez, la Tierra sea cuadrada, pero es seguro que cuando el mar regrese de su travesía milenaria, no olvidara que la sal, siempre fue suya, aunque a veces deba decirlo sin eco.

Una navaja para el asesino

Quizás alla días en que el alma amanece desbastada, en que el crugir de los árboles ensordece el corazón, y aparece el tiempo, con sus energías guardadas, con sus restos a un vivos como muertos vivientes dentro de la carne humana, dentro de su alma, batiendo con una oleada de brisa sus realidades y enfocandolas en un suceso, en un momento específico en que los truenos destrozaron nuestro espirítu, un día que aún guarda nuestras mentes forzosamente y que nos ayuda a seguir y de vez en cuando a ver nuestro corazón empequeñecido, dejandonos solo llanto, melancolía y la confusión en nuestros ojos, ¿ sabes ? a veces solo basta con mirar lo que tienes para saber que lo que se perdío fue remunerado, aunque aquello nos cueste tanto aceptarlo.

El dolor no curá nada, pero el amor con la calidez de las manos cura las heridas.

Conversaciones -3

El miedo puede con los cuerpos, con las almas que entran en panico y se entregan a los brazos del terror, poco a poco carcomiendose por el silencio, por los gritos y el llanto, pero, ¿ Que es el terror? el miedo hecho panico, y ¿que es miedo? las pesadillas hechas realidad...  pero que es lo que ocurre cuando nos detenemos a enfrentarnos a nuestro mayor temor, ¿dejamos de tener miedo en nuestro ser si lo superamos o en el caso de salir en retirada nuestra pesadilla aumenta hasta apoderarse de nosotros?

Interconexiones con lo intergaláctico

Que fantástico es vivir otra vida, soñar otros sueños,
introducirse en la vida del personaje y perderse en el libro.
Pero que triste es intentar no darse cuenta
de que nada de eso existe y que la vida
más emocionante es la propia.

Conversaciones silenciosas

¿Porque hemos de depender del tiempo? ¡Acaso es que somos sus esclavos!. Pregunta el gorrión preocupado a la luna. Ella lo mira con sus ojos pasivos y le susurra...
No, simplemente es una manera de acabar más rápido lo poco que les queda, olvidandose de en algun instante disfrutarlo.

Lo que dejamos a un lado

La penumbra inundaba a la pequeña caja oscura que habitaba en el cuarto, la luz era absorvida por la oscuridad a la que representaba. allí no habia nada en absoluto, nada más que el silencio, ya que ni el bullicio del viento podía penetrar en aquel lugar tan lugubre. Era un terreno peor que la muerte y el destierro, era el arido hospedaje de la ignorancia...

Tiempo... No se lo que es eso

Hace un tiempo me encontre con tu rostro clavado en la arena,
hace unos milenios convivi contigo en islas perdidas,
un día cualquiera nos desvanecimos entre la niebla porque el destino lo creia necesario,
quizas una tarde el nectar de las rosas invadio el aire y opaco la pelicula,
y tal vez hoy, seguimos en un jardín en el que aún se siembran más encuentros.

Los guerreros del país son la amenaza del mismo...

Confesiones

¿Tiempo? eso me ha faltado ultimamente... ¿Silencio? demasiada concentración para mi gusto...
¿Sueño? Se me han escapado bajo la almohada trafugos entre las letras del cuaderno.... ¿Amor? a ti es al que extraño.

Medioevo

El odio desato la guerra,
el silencio fue quebrantado por el ruido de las palabras,
las aves lloraron el dolor de la guerra,
las brechas del espiritu sufrieron las llagas de la confesion,
los castigos de la desobediencia fueron brutales,
la tirania se sobrepuso a la fé,
la agonía de las luchas destruyo las familias,
el mundo lo grabo en la historia,
y el silencio de la guerra absorvio las palabras,
aún no hay la consciencia de los delirios que marcaron la historia
ni de las aberraciones que cometio el hombre en la oscuridad.

Decidiste partir un dia de lluvia, de diversiones triviales, de sueños clandestinos.

Decidiste partir un día de esos en los que la mente esta dispuesta a no nublarse y a sobrevivir, en un momento en que todo era posible, en que el cuerpo se deshacia por el paso de los años y no soportaba el peso de la inmensa carga, como si le hubieran robado la cabeza a un gigante y un pequeño cuerpo tuviera que soportarla.
Decidiste partir libre sobre el agua, recorriendo las distancias, sobrepasando el limite de lo terrenal,
armandote de valor para cruzar las inmensas fronteras de lo desconocido, dispuesta a triunfar como siempre lo habias hecho.

Decidiste partir para estar serena, para tomar partido de lo que alguna vez olvidaste y fue tuyo,
para construir aventuras en los prados, para ordeñar las vacas que tanto añorabas, para disfrutar del pasto y su rocio en tus pies al amanecer.

Decidiste partir un día fisicamente, pero aún tu mano regresa al hombro de los que te necesitan de vez en cuando, mientras aún yo te deseo toda la tranquilidad del mundo, anhelando que recorras los paraje…

Días corrientes de ciudad...

Diversas vidas ven los humanos a diario,
corren en las cenizas del fuego tardío,
sin inmutarse, sin agotarse,
esclavizados a los relojes y al tiempo,
huyen desesperados por las avenidas irritantes,
trancones, lluvia, estres,
males de la sociedad del siglo 21,
sueños de siglos pasados,
desesperados que alguna vez quisieron ayuda...
personajes de autobus, de calles, de oficinas, de casa.
Todos confluyen en las noches de diversión, en los bares sin remedio,
y finalmente logran entregar sus historias a oidos que mañana olvidaran todo en el tiempo.

He de perderme entre vagas ideas mientras pienso en que hare con el trabajo,
he de discutir con la tele temas de antaño que ya no tienen sentido,
he de correr por el pasillo con el unico proposito de disfrutar el aire,
he de olvidar el golpe con la mesa viendo el fin de la batalla,
he de llorar ciertas noches de helado por el fin demacrante de una pelicula sin sentido,
pero he de sonreir siempre porque habra más que escribir al día siguiente.

Ideas sobre la muerte

La niña solía decir: " deseo no estar allí cuando ellos mueran" -pensamientos extraños para un pequeño fruto de inocencia. Algunos días se despertaba con lagrimas en los ojos pensando que el otro día sería un martirio, que iria vestidita de negro con sus mocasines brillando por el betún, que entraria por aquella puerta con el replicar de campanas y se sentaria en esas largas bancas de la iglesia. Que quiza oiria uno que otro sermon sobre la vida, y otros tantos más sobre la muerte... Que poco a poco huiria, al ver los rostros de los presentes inhundados de melancolia y egoismo, que se hallaria en un velorio como ese, mientras el cadaver yacia en el centro del reciento, divagando entre el etér. Así, ella creía que cuando ese dia llegara huiria porque no tenia sentido permanecer allí, adorando la nada, invadiendo el alma con la tristeza y la mente con trivialidades, dejando cicatrizes demacradas con el tiempo...

Con los días los vestidos negros eran solo una formalidad, su pr…

El barril de fondo estancante

Hay días en que el alma del ser humano se estanca en el pasado, en que  busca en lo más profundo de sus recuerdos un anhelo que no llegó a ser realizado, hallando en los pasillos de un edificio en ruinas lo que un día fue vida, habitando en el limbo junto a fantasmas conocidos.

 ¿ Los sueños son recuerdos? se preguntaba un hombre en un día lluvioso mientras observaba como decaian cuesta abajo las gotas del recuerdo. Como si de notas musciales se tratase, componia con su mente divagante un rompecraneos sin una solución aparente, en algunos momentos al caer la tarde, sentia el deseo de descubrir una sensación nueva que le reviviera el presente y quizá, solo quizá el futuro. Las gaviotas en los embarcaderos perdieron su encanto, los campos de trigo ondeantes al viento murieron en una sequia, los eclipses solares fueron historia a diario, los besos se volvieron monotonos, los sueños.... ¿los sueños? se volvieron objeto del pasado, como todo. Cada roce, cada aroma, cada sonido y cada paisa…

La sangre de Mona Lisa

El silencio tenue hace crujir los rincones de una habitación de hotel. Un hotel de "pecados", infame, entregado al veneno de los placeres mundanos, al vacío de espíritu y a la sociedad del deseo. La terraza se halla fría a la  espera, rodeada del canto mortuorio de un grupo prehistorico, de tiempos anteriores al mundo, de objetivos olvidados. Ella, se posa angelicalmente en uno de los altos peldaños que cercan el ultimo piso de aquel hotelucho..

El aire  chocando contra su rostro hela sus huesos y le reseca los ojos, los labios y sus lágrimas. Ella es una chica de semaforos, un mimo sin hogar que pinta maquillaje en su rostro para cubrir los moretones de la vida. vida que se desvanece.

La luna la observa desde lo alto,taciturna.. aguardando el siguiente paso. La actriz del teatro del mundo observa al público de esa noche: dos gatos extraviados y unos cuantos murcielagos que revolotean a su alrededor ¡Que escena tan conmovedora para un poema de baudelaire! ¡Que galardón para …

Escribo para ti

Hoy escribo para ti porque hace bastante no lo hago,
porque aunque parezca extraño a veces olvido como hacerlo,
porque aun tengo el recuerdo y el sabor de tus labios en las comisuras de los mios,
el olor de tu perfume se mezcla con los pensamientos.

Hoy escribo para ti en secreto aunque no lo parezca,
porque a veces como muchas otras el corazon se me acelera con el recuerdo de las despedidas,
porque suspiro en medio del silencio al recordarte.

Hoy escribo para ti sin saber como acabe esto, ni como decidi comenzarlo....

Cambios siniestros

De repente llegó el aroma a fármacos y el olor nauseabundo de la enfermedad apareció atropellandonos con todas sus fuerzas. Estabamos en el hospital, despues de largas horas de espera recuperandonos de un accidente que pudo costarnos la vida. Las jeringas cubrian todo el cuerpo de la pequeña niña que se encontraba frente a mi, al parecer estaba sola, nadia la había visitado durante los 2 días que llevabamos ocupando aquellas camillas insulsas y frías. Matt aún no recuperaba el conocimiento - era bastante preocupante- Mientras tanto la gente se arremolinaba fuera del hospital tratando de entrar al lugar y a la habitación donde nos habían ubicado, nos rodeaban tal cantidad de ramos y regalos con notas de aliento que generaban cierto alivio en mi alma. Mi pierna estaba fracturada en 3 puntos criticos, me habian puesto una placa de metal y unos cuantos clavos en la región del femur haciendome un reemplazo práctico. A mi llegada me habian suministrado alrededor de 15 bolsas de sangre, ya q…

Explosión

Y entonces el velo se desvanece,
la luna derrama gota a gota la siniestra vida que emerge de su ser, los sauces de la Tierra susurran un canto en su lecho de muerte, la tragedía resuena agonía.

El sol atenta contra su vida en medio de una llamarada, los segundos estan contados en la vía lactea, todo es cuestión de una chispa,
de otro atentado sea cual sea, asi este no tenga objetivo alguno.

Se aproxima la escena que nadie desea ver,
toda su culpa recae en los hombros del universo.
¿Y aún asi, creen que estamos a tiempo?
Dulce la agonía que clama la noche irisciente, que se licua en medio del espeso mar de lágrimas.
Lágrimas que acunan los parpados cansados de una infalibre ninfa.

¿Es posible renombrar la vida cuando esta te lanza por la borda?

El canto de las sirenas rapta a los marineros y los asesinan con su reluciente esplendor,
mientras tanto en la lejanía, el llanto de la ninfa clama plegarias de salvación al cielo buscando un terreno fuerte en el cúal desplomarse lentamente, mientras aquella niña descansa en su lecho de arena, agonizante de la espesa espuma de la costa.

¿Es posible renombrar la vida cuando esta te lanza por la borda?

Pensamientos aleatoreos

Se me ocurre hoy y ahora, en este mismisimo instante que la poesía se trafica, se vuelve negocio y se vende libremente en un mercado negro, en el hueco del alma. Se regala a quien le apetesca sin importar cuales sean sus expectativas, se entrega a una persona, se le otorga la exclusividad del texto y aveces por el mismo acto se desvanece en un naufragio.

Se me ocurre hoy y ahora mismo, que el mundo olvido que era el alma y las letras bien acomodadas en el texto, actualmente no solo se trafica con el alma, con la poesía, sino tambien ,como en este día de consumismo, se trafica con el corazón.

Cuestionamientos a mitad del día

¿Abra alguna imposición en situar la nada en un espacio- tiempo? Porque si es asi, sería increible materializarte de la nada, a mi lado, cada noche.


Danilita21

Tardes, cielos.

El cielo día a día me recuerda lo encantador de una tarde entre tus brazos, y forzosamente me llena en las noches con tu ausencia y tu recuerdo....
Hay momentos, de esos en la vida en que perdemos la noción del tiempo y las ocupaciones nos absorven, esos instantes en que todo queda para un despues, un despues que más tarde se pierde en la nada... ultimamente he abandonado el blog por los trabajos... pero... de repente, y asi como suceden las cosas asombrosas aparecio un tema clamando por ser escrito he interpretado, ps digamos que aquí esta.
Sucesos de trascendencia

Días en los que todo parece ser efímero despertamos, abriendo los parpados lentamente y observando al sol con monotonia, sabiendo como fluira aquel día tan largo y común, pero allí, cuando la tarde parece morir florecen sucesos, reacciones a temas tan magnanimes e intangibles que aterran al ser humano y que lo vislumbran con sus elocuencias, así poco a poco nace la muerte y se deshace la vida, en ese punto en el que las ilusiones se desvanecen tras la bruma restante de una batalla interpersonal en la que nunca el individuo en cuestión decidio intervenir con certeza. En …

Anexos del tablero de la vida

Hay puntos determinados en donde los dos extremos de una cuerda corta se correlacionan y se enfrentan a la realidad a la que fueron sujetados a mundos sin ciencia, sin arte, sin vida... temibles seres errantes que divagan en la nada, eso es lo que les perfora el alma, lo que los mantiene sujetos e inseparables. Despues sencillamente no queda nada, más que un charco de ironia, salpicado de sangre negra, sucia, tecnologica, sin fundamento, sin inteligencia alguna.

Deseos

Aveces, sueño con tenerte a mi lado, recostarme en tu pecho y mirar el firmamento estrellado entre tus acojedores brazos.

En un día como ayer

Me gusta oir el ritmo de tu corazón retumbando en mis oidos,
tus labios deslizandose en los mios,
tus manos apoyadas en mi espalda,
tu olor hechizandome y envolviendome con su encanto, tu voz susurrandome al oido,
mi corazón compitiendo con el tuyo.
Tu cariño, acompañando al mio.

Un mundo que sin prisa acaba rapido

Historia  que se desvanece en la tarde, en un pasado aun cercano, que desaparece a cada segundo, que muere con el pensamiento en el futuro, y es ascendida en su puesto en el ayer inminente.

Mi arcoiris. Nuestro.

Inesperadamente, y de una manera asombrosa aparece aquel maravilloso arcoiris en la ventana de la habitación, es increible creer que aquello pueda ocurrir.

Queriendo capturar la imagen y la hermosa luz que proyecta, me acerco con un cristal y te veo, allí, fuera, con esa sonrisa picara que guardas para momentos impredescibles. Solo me queda cerrar los ojos y rodearme de tus brazos aunque se encuentren aun a una pequeña distancia, todo porque no hay nada que valga más que tenerte allí, en ese instante.

En el suelo una gran lata de metal, un charco de agua, y elevandose hacia lo alto, una gama de colores incandescentes, todos y únicamente nuestros.

Pequeños detalles, acompañados de chocolatosos encuentros.
Esta es una de esas noches en las que tomaría un tequila doble, o tal vez dos, en nombre del desconocido que no se halla en la habitación, a favor de la ausencia amarga como aquel limon que hace parte del plato, que recorre el pequeño apartamento ensombrecido por la noche e iluminado por la triste luna que hoy, como yo, lamenta tu ausencia, que te añora con el alma, y que tristemente sabe que aún la espera es larga, aunque mi mente desee negarlo algunas noches.

Su alma se habia entrelazado con otra, habia quedado aferrada a una vida que no le pertenecia, era una situación absurda, arraigada al silencio y al destino. Era doloroso enfrentarse a aquella indagante y tajante hechizo que invadia el universo, su universo. Era una brecha tangible que iba consumiendo sus entrañas, lo poco que aún le quedaba de sí.
Corría freneticamente de un lado para otro, buscando una solución a aquella diatriba que le sellaba el camino, ya no podría correr hilarante por las inmensas calles, ahora, era única y exclusivamente de él y de su espirítu. El infierno sería su nuevo hogar apartir de ahora.

Sueño

El dulce nectar de una azucena en la mañana, rodeado por el rocío matutino del nuevo día
y la sonrisa valerosa de un picaflor hambriento.

El aleteo frecuente de sus alas tricolor,
y el leve sonido de succión de su pico
siendo atravesado por el delicioso balsamo,
el aire puro recorriendo su alegre rostro
y tú, mi querida margarita,
pavoneandote con tus alas piel
y tus ojos coquetos puestos al mañana.

Tú, mi valiente y sonriente amiga.
Tú, un simple sueño en la mañana
con un leve rayo de esperanza.

Carta sin remitente

Llegaste y la fuerza magnetica que te rodea me atrajo hasta a ti. Allí, donde el carmín y la dulzura se convierten en tus labios desapareci. Entre tus fuertes brazos me refugie y escuche tu corazón palpitante respondiendole al mio. Fueron horas o tal vez años, el tiempo que permaneci entrelazada  en tus brazos rodeada del aura hipnotizante que generaba tu mirada, hasta que finalmente me liberaron y me quede perdida en el recuerdo.
No miento. Costó, fue duro. Pero al fin y al cabo para eso estamos aquí, superar adversidades, atraparnos en colisiones sin salida y caminar hacia el futuro con alegría.

Tristes lamentos desde el país de sus maravillas

Se ensombrecio la mirada atenta del sol invernal,
mientras aquella diminuta mujer narraba la triste historia de su vida.
Todo lo habia perdido, las llamas habian consumido lo poco que le pertenecia,
estaba sola, en un mundo desvanecido, difuso. Sus cosas habian pasado
de pertenecerle, a ser de la nada, dueña de las manos ajenas y aterradoras que vigilan las
noches sin luna, como monstruos del closet, como figuras sin forma, seres escurridizos,
sin piedad, vacios.
La sangre se derramaba en su humilde pueblo, los conquistadores
irracionales querian adueñarse de aquel paraiso que le rodeaba. Su esposo, en medio de la
desesperación absurda intento rescatarla de las fauces del león hambriento, de la llamarada
imparable, pero sus fuerzas no fueron lo suficientemente habiles, perecio en el intento. Fusilado
por las languidas manos de la violencia, por la absurda incoherencia de los muertos vivientes, regreso a ser parte de la tierra de la que alguna vez provino. Sin entierros, sin ceremonias, fue entre…

Días sin sol, noches sin luna

Vacio, el calor de tu cuerpo se iba, se desvanecia entre el frio de la noche, una como tantas otras veces, te extrañaba.

El llanto de una sirena.

La madre selva invocaba desde sus entrañas un himno de salvación,
un grito de esperanza a sus hijos que desaparecian entre las salvajes olas
y fallecian en la cuna de sus recintos habituales, ¿porque pagaban ellos era su pregunta constante? y ¿cual era la respuesta? todo desaparecia entre las aguas, todo era borrado por ellas y sepultado en medio de avalanchas y kilos de arena humedecida, hecha barro.
Los días transcurrian en noticias de aparente tragedia total, pero la verdad estaba oculta entre las hojas perdidas en la nada. Habia unión, ocurrio algo positivo despues de todo.

Subsistencia

Las olas azotaban la costa,
el invierno parecia ser eterno,
el llanto de las tortugas buscaba la calma,
un desolado calamar luchaba por sobrevivir a un ataque,
las ballenas llegaban a la arena y se encallaban con todo su peso,
la sal del mar arrullaba la brisa y la volvia melosa, adherible,
el mar era invadido por el manto negro del aceite,
un volcan estallaba en el fondo del oceano,
un arbol lloraba por sus hojas,
el cielo entristecia y
la naturaleza luchaba por sobrevivir a un día más de fuego cruzado.

Año nuevo, experiencias nuevas, y tu cariño.

Estabas absorto en tus pensamientos, intentando romper aquel reto que te habia propuesto aquella noche mientras no haciamos nada, comentando a cada paso lo trabajosa que era esa canción y lo malvada que había sido al ponertela. Te observaba. Sentía que el año se desmoronaba con el pasar de los minutos, ya te extrañaba. No quería despedirme, pero todo estaba cerca, solo me quedaban esos momentos, ese presente dulce y maniaco en el que nos hallabamos, de repente, y en medio de un impulso, me acerque a tu oido y te susurre... Te amo. Entre tus mejillas asomo una sonrisa de sorpresa y de alegría, me miraste, y me repetiste lo que habias dicho alguna vez, hace ya bastante tiempo.

- Te amo demasiado.

Eso, encanto la noche que se perdia entre las sombras y sonreia deslumbrada. El año se acababa, pero tu seguias allí, mi querido Allen.