Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

Medioevo

El odio desato la guerra,
el silencio fue quebrantado por el ruido de las palabras,
las aves lloraron el dolor de la guerra,
las brechas del espiritu sufrieron las llagas de la confesion,
los castigos de la desobediencia fueron brutales,
la tirania se sobrepuso a la fé,
la agonía de las luchas destruyo las familias,
el mundo lo grabo en la historia,
y el silencio de la guerra absorvio las palabras,
aún no hay la consciencia de los delirios que marcaron la historia
ni de las aberraciones que cometio el hombre en la oscuridad.

Decidiste partir un dia de lluvia, de diversiones triviales, de sueños clandestinos.

Decidiste partir un día de esos en los que la mente esta dispuesta a no nublarse y a sobrevivir, en un momento en que todo era posible, en que el cuerpo se deshacia por el paso de los años y no soportaba el peso de la inmensa carga, como si le hubieran robado la cabeza a un gigante y un pequeño cuerpo tuviera que soportarla.
Decidiste partir libre sobre el agua, recorriendo las distancias, sobrepasando el limite de lo terrenal,
armandote de valor para cruzar las inmensas fronteras de lo desconocido, dispuesta a triunfar como siempre lo habias hecho.

Decidiste partir para estar serena, para tomar partido de lo que alguna vez olvidaste y fue tuyo,
para construir aventuras en los prados, para ordeñar las vacas que tanto añorabas, para disfrutar del pasto y su rocio en tus pies al amanecer.

Decidiste partir un día fisicamente, pero aún tu mano regresa al hombro de los que te necesitan de vez en cuando, mientras aún yo te deseo toda la tranquilidad del mundo, anhelando que recorras los paraje…

Días corrientes de ciudad...

Diversas vidas ven los humanos a diario,
corren en las cenizas del fuego tardío,
sin inmutarse, sin agotarse,
esclavizados a los relojes y al tiempo,
huyen desesperados por las avenidas irritantes,
trancones, lluvia, estres,
males de la sociedad del siglo 21,
sueños de siglos pasados,
desesperados que alguna vez quisieron ayuda...
personajes de autobus, de calles, de oficinas, de casa.
Todos confluyen en las noches de diversión, en los bares sin remedio,
y finalmente logran entregar sus historias a oidos que mañana olvidaran todo en el tiempo.

He de perderme entre vagas ideas mientras pienso en que hare con el trabajo,
he de discutir con la tele temas de antaño que ya no tienen sentido,
he de correr por el pasillo con el unico proposito de disfrutar el aire,
he de olvidar el golpe con la mesa viendo el fin de la batalla,
he de llorar ciertas noches de helado por el fin demacrante de una pelicula sin sentido,
pero he de sonreir siempre porque habra más que escribir al día siguiente.

Ideas sobre la muerte

La niña solía decir: " deseo no estar allí cuando ellos mueran" -pensamientos extraños para un pequeño fruto de inocencia. Algunos días se despertaba con lagrimas en los ojos pensando que el otro día sería un martirio, que iria vestidita de negro con sus mocasines brillando por el betún, que entraria por aquella puerta con el replicar de campanas y se sentaria en esas largas bancas de la iglesia. Que quiza oiria uno que otro sermon sobre la vida, y otros tantos más sobre la muerte... Que poco a poco huiria, al ver los rostros de los presentes inhundados de melancolia y egoismo, que se hallaria en un velorio como ese, mientras el cadaver yacia en el centro del reciento, divagando entre el etér. Así, ella creía que cuando ese dia llegara huiria porque no tenia sentido permanecer allí, adorando la nada, invadiendo el alma con la tristeza y la mente con trivialidades, dejando cicatrizes demacradas con el tiempo...

Con los días los vestidos negros eran solo una formalidad, su pr…