Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Silencio a mitad del preludio

Me encontré a la muerte una mañana
en que deje la cama
para abrirle las puertas de mi casa.

Le vi a los ojos
y la descubrí eternamente helada
no tenía mirada que me atemorizara
ni ojos ni boca
que me reclamaran
ni piernas ni manos
que me capturaran
solo un manto eterno
que me observaba.

Hipnotizada le sentía a ella
por la vida que me conformaba
le sonreí distante y me aleje sin pena
a quitar el café que pronto
se esparciría en la acera.

Felinos

Inmediatamente se percata
de que lo observo
detiene sus ojos dilatados
apenas se enfrenta a los míos.

Me sostiene la mirada
sin el más mínimo
atisbo de cobardía.

Me aburro y me alejo,
esta vez me ha ganado
le he cogido en su elemento
pero pronto amanecerá
y veremos.

Incienso

Huele a bosque
mientras tu sexo inquieto
intenta zafarse de tus pantalones.
Huele a ámbar quemado
mientras tu lengua y la mía
agotan su último aire.

De algún lugar proviene una
pizca de sándalo
que se fusiona con
   tu sangre
   mi cuerpo
   tus manos

ah! que lentamente nos derrumba
a mitad de la noche
en algún lugar de la sabana.