Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Cuando sale el sol

Es brisa que se desliza
calle abajo como sangre
en las venas.

Se hace fuerte y nebulosa
cada vez que roza
las fibras internas
que consumen
a la noche enfurecida.

Se me agotan las tardes,
las noches y los días,
dejando solo el silencio
y el recuerdo de unas caricias.

Me pierdo, me permito desvanecer
y él se queda allí
observando atentamente
dejándose consumir por
aquel instante efímero.

No sé que hacer
en esta mañana acosadora.

Memorias diarias

Pienso en su olor a nuez moscada
que me llena de sensaciones intermitentes
Me recuerda al Valle
cuando la Unión se puebla de cosecha
y todo se llena de piñas y uvas.

Es tan fresco como el aire
que recorre esas grandes praderas
y tan valiente como aquellos árboles
que nacen al borde del peñasco
¡Que falta me hacen tus brazos de arce!

Cuan mágicos se ciernen
sobre nuestras cabezas los loros verdes
mientras cae la tarde y las sombras
de nuestros cuerpos
se convierten en gigantes
que luego se vuelven cíclopes
y finalmente
noche.