Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Éxtasis invernal

Ese recuerdo lejano de la carne siendo arranca del cuerpo,
de la mano sujetando unos cabellos que caen como serpientes a lo largo de la espalda,
el tintineo iridiscente de una cadena que se choca contra unos pechos,
un grito ahogado y dos frases suspendidas en un aroma cargado de sal y hormonas,
y la sensación aterciopelada en la punta de los pies de querer irse más adentro
buscando más de aquello que hace tanto no puede recordar.

Dos calles desiertas

El naufrago se sumerge en una mortaja repleta de lejía, tratando de recordar un viaje en barco bajo las estrellas. Marianita lo dibuja, sentada sobre su pequeña silla rodeada de una mesa bien puesta para tomar el té a las tres. El tipo del dibujo le sonríe y con tristeza lejana le hace un dulce gesto para que le añada un bigote donde antaño solía lucir una tierna y ferviente sonrisa. Ella puritica de inocencia se ríe y conforme el lápiz empieza a trazar sus lineas, el naufrago se sumerge emocionado entre una luna con forma de croissant.

Un día nublado

Pienso en la carne que se vierte
sobre un trozo de olvido,
en el compás ardiente
de un cuchillo sin filo.

Pienso y cuanto más pienso
divisó la tarde gris
invadiéndose de insectos
igual que la plaga de mariposas
en el estómago.