Ir al contenido principal

100 COSAS PARA HACER ANTES DE QUE SE ACABE EL AÑO

Lo más probable es que haya sido por envidia o quizás solo fuese el simple placer de pensar en imposibilidades factibles, en cualquiera de los casos está es mi lista de 100 cosas que quiero hacer por lo pronto, espero se animen a hacer la suya:

1.       Escribir un poema que me haga recordar algo que aún no sucede
2.       Regalarle un abrazo a un desconocido en una noche fría.
3.       Viajar a un lugar con cielo despejado
4.       Caminar sin rumbo unas cuantas horas
5.       Encontrar algo y empezar una colección de cosas perdidas
6.       Rodar colina abajo esquivando los árboles
7.       Hacer un picnic con mi hermana
8.       Preparar un pudín
9.       Darle ese pudín al hombre iguana proveniente de la lejana estrella
10.   Hacer Pan con nueces
11.   Retomar aquella novela que había comenzado hace un año
12.   Darle una sorpresa al hombre de la luna
13.   Preparar un postre con papá que aún no se haya inventado
14.   Salir a caminar con mamá en una noche estrellada
15.   Hacer una ilustración que me encante y regalársela a mi futuro sobrino
16.   Leerme los libros que he comprado recientemente
17.   Visitar una biblioteca y dejar pequeñas notitas
18.   Inventar historias observando edificios
19.   Sentarme a escuchar los pequeños sonidos de lo cotidiano
20.   Aprender a cultivar Bosáis
21.   Sembrar mi propio Bonsái
22.   Hacer un video lleno de color con algún mensaje disparatado
23.   Dejarlo en algún lugar para que alguien más lo encuentre
24.   Comer un postre con una buena conversación
25.   Sentir la lluvia, no pensar
26.   Aprender italiano juiciosamente
27.   Soñar, crear y regalar un libro
28.   Cazar monstruos con Matías
29.   Lanzar pequeños piratas sobre hojas por la cascada
30.   Pintar aquel lienzo solitario que convive con mi ropa
31.   Enviarle algo a Soco (prontamente espero)
32.   Escribir un sueño
33.   Hablar de lo que no se ha concluido
34.   Darle un beso bajo la lluvia
35.   Aullar bajo la luna llena
36.   Aprender una coreografía completa
37.   Jugar Voleibol toda una tarde
38.   Reunirme con aquellos que quizás me hayan olvidado
39.   Visitar al Sr unicornio en Medellín
40.   Aprender más sobre México y el día de los muertos antes de viajar
41.   Tomar vino caliente con galletas con el hombre iguana
42.   Conocer nuevos sitios por los que deambular
43.   Contar un secreto y mandarlo por correo a una dirección cualquiera
44.   Bailar con Amelie una de sus famosas coreografías de danza contemporánea
45.   Prepararle un buen chocolate al hombre de la luna en una de sus tardes tristes
46.   Meterle empeño a lo que queda de las clases de inglés y hablar mucho
47.   Volver a observar Arturus con el hombre de la luna
48.   Verme una película que me haga aprender algo nuevo
49.   Crear un mapa del tesoro, olvidarlo andado y partir rápidamente en su búsqueda
50.   Escribir con más frecuencia en el blog y no olvidarme de los detalles
51.   Escribirme una carta y ocultarla en algún lugar con la esperanza de volver a ver pasado el tiempo
52.   Hacer un proyecto de 365 fotografías sobre algo irrelevante
53.   Tomar un bus con alguien hacia ningún lado, regresar bailando desde aquel lugar
54.   Ir a la playa y hacer un castillo de arena contra reloj junta a las olas
55.   Aprender más sobre mitos y leyendas de Colombia
56.   Participar en concursos de cuento y poesía
57.   Conseguir una beca para estudiar en el exterior una maestría en diseño o literatura
58.   Volver a mi rutina diaria de yoga y meditar
59.   Salir con el hombre de la luna a dar un paseo, en bicicleta y patines, ¡ah por las estrellas!
60.   Hacer una competencia de besos, no parar hasta superar la marca mágica
61.   Volver a jugar al conejito glotón, demostrar quién es el rey de los hámsteres
62.   Inventar 21 palabras para el Danccionario
63.   Visitar diez exposiciones de arte, comentar al menos una obra con alguien que tenga pinta de interesado por el arte
64.   Hacerle una ardua y concienzuda limpieza a mi biblioteca privada
65.   Ir al cine a ver una película dramática (de esas lloronas) y prestarle especial atención a los espectadores y a sus rostros, quizás descubra algo interesante.
66.   Convencer a 10 personas de hacer su propia lista
67.   Comprarme algo típico del  día de los muertos
68.   Visitar al menos dos cementerios y tomar muchas fotografías
69.   Hacer algo bueno por alguien que nunca sabrá de dónde provino
70.   ¡Vender muchos postres! Y ahorrar lo ganado
71.   Enseñar al menos cinco cosas a alguien o a diferentes personas (lo que ocurra primero)
72.   Arriesgarse a decir durante todo un día sí, sin peros ni nada… Nadie tiene porque saber cual día se hará
73.   Participar en alguna competencia
74.   Inventarme un escudo familiar para mis apellidos, algo así muy edad media
75.   Tratar de leer toda una carta hablando al revés
76.   Hacer un árbol familiar pretendiendo que todos fuésemos vampiros de una época lejana
77.   Diseñar algo a partir de cosas que no suelan utilizarse muy a menudo, luego intentar hacerlo palpable como ummm un jirato
78.   Ir al menos a tres obras de teatro
79.   Practicar deletreando tan rápido como pueda y de paso aprender una palabra en el diccionario una vez por semana
80.   ¡¡Hacer un proyector de sombras!! Quizás hasta una lámpara
81.    Conseguir un trabajo que me encante y bueno donde aprenda algo interesante
82.   Ir de viaje con las chicas de la famosa e inexistente banda de BH más su manager jajaja
83.   Ir al cine con el hombre de la luna y ver la película que estén presentando en ese momento o la primera.
84.   Regalarle a mamá algo muy bonito y además escribirle algo
85.   Untarle la cara de helado al hombre de la luna… probarlo con galletas
86.   Hacer la identidad del laboratorio y la del pre-icfes del papa del Sr Unicornio
87.   Cortarme el cabello (aunque sean solo las puntas)
88.   Pasar toda una noche con el grupo dinámico jugando tridomino
89.   Unirme con mi adorada estrella por medio de caricias
90.   Inventarme un juego de mesa
91.   Terminar la baraja de cartas que empecé hacer… Imprimirla y jugar!
92.   ¿Quién lanzará la piedra más lejana? El rio hablará
93.   Sacar al suricato a la luz del sol (Bueno un día)
94.   Invitar a Andrea algún día, no sé ni para qué (entregarle las palomitas)
95.   Tomarme una foto igualita a una que encuentre por ahí de una época ya lejana
96.   Verme el final del dorama que comenzamos a ver con Amelie
97.   Hacer sushi con Ana María del perpetuo Socorro con otra mágica esterilla de cartulina
98.   Poner anónimos para resolver la entropía… esperar a que alguien responda
99.   Salir con el hombre de la luna usando una hermosa y llamativa cola de mono hecha por mua o comprada si es que existe algún disfraz de mono
100.   Decirle que lo amo
101.  Bueno el bonus track: Bailar con el hombre de la luna una pieza completa o volver a jugar escondite como aquella vez


Comentarios

  1. Sabes? Me ha encantado leerte y mas, encontrarme en tu lista de cosas pendientes...

    Eres un cielo y te dejo mi abrazo mas largo y detenido.

    (envíame un poema)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escaparates de la luna

Entradas populares de este blog

The Listener

Pintura por Alice Lin - "The Listener"
Es viernes y los pájaros cantan en lo alto de la montaña, La luna ausente del mediodía recuerda el olor a crisantemos y la mujer con aroma a ciprés sienta en su regazo una hoja de amapola.
Pasan las horas y todo permanece inmóvil hasta que la hoja decidida a la aventura parte hacia el cielo. La mujer intenta alcanzarla en pleno vuelo pero falla
Un pintor a muchos kilómetros de distancia pinta una calandria sobre el regazo de una mujer desconocida con aroma a ciprés y gabán azul. 



Mi mamá no es de este planeta.

Ella, aunque este
a kilómetros de distancia
sabe si estoy enferma,
si me he puesto triste
o incluso si hice alguna travesura.

Mi mamá aunque este lejos
me abraza en las noches,
me protege y me cuida
de todo aquello
que pueda dañarme

Mi mamá como la tuya,
es la mejor del mundo:
sabe alegrar los días,
se preocupa en exceso,
cura enfermedades con caricias,
se enoja como nadie
y transforma los días en aventuras.

Mi mamá como la tuya,
me ha enseñado tantas cosas
que aunque hoy estemos en países diferentes
puedo abrazarla con letras
y sabrá todo lo que la quiero.

¡Feliz día mamá!
Estoy más que segura
que no eres de este planeta.