Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

Con cariño querida Soco

La luna errática
con pasos de cisne
navega incesante
bajo el albornoz de una azucena

Soco les pinta indulgente
un amanecer repleto
de mariposas de Pompeya

Un ganso alegre
creyéndose un galán
se pavonea airoso
frente a la dulce artista

Luego llega la lluvia
y el sueño nos mece
bajo la ardiente piel
de un crisol veraniego

Noches de guerra

Una luna negra nos cayó a los pies como hecha por las manos de un gigante, nos susurro al oído como si ser ciego a la noche no fuese suficiente y nos tomo de la mano hacia el cielo infinito. No hubo voz que apaciguara el largo sendero aquella noche, ni alma ni sombra que acallara nuestros temores, más aún así nos hicimos viejos y hombres y mujeres consumidos por el polvo.

Parece ser que a veces la vida nos viene del lugar menos pensado

Le escucho y sonríe Como si su sonrisa pudiese alivianar El peso de su historia La miro me mira y repite Esa noche casi muero
Es como porcelana Y se ve igual que una nuez Pero aun tiene la vida Que a mí y a ti nos falta
Mañana amanecerá Ella estará en su casa Y unas manos invisibles Saldrán con ella
A vigilar su recorrido

El último junio

Esa noche descubrí que él tenía los ojos más oscuros que jamás haya visto, que después de las doce su boca pronunciaba las verdades que la tarde encubría con picaflores y que la realidad usualmente viene recubierta con jugo de limón.